Wednesday, 12 August 2015

El poncho



 Si bien ya no hablamos de tendencias, ya que la variedad de estilos en el mercado es extremadamente amplia, ha habido durante los últimos años cierto resurgimiento de algunas tendencias que provienen de modas pasadas. Sí, se usa la moda de los noventa, de los ochenta, de los setenta y así podemos seguir hasta principios del siglo pasado. Pero una de las tendencias que  más me llama la atención es la presencia de corrientes latinoamericanas en la ropa y en los placares de hoy en día. 
 Ya sean telas autóctonas o ponchos, Latinoamérica está conquistando una tierra que alguna vez nos conquistó a nosotros. Codeándose en pasarelas en Europa y América del Norte, el poncho resurge como un aliado para el invierno, que muchos habían olvidado por completo. 
 Nuestro querido amigo nos ha acompañado a los argentinos desde siempre. Forma parte de nuestros orígenes y de nuestra historia, aunque algunos lo hayan enterrado. 
 Dícese que esta prenda evolucionó a partir de una manta, su nombre intriga a unos cuantos lingüistas y varía a lo largo de toda Latinoamérica. Hablamos de ponchos, ruanas, cushmas y sarapes, entre otros, manteniendo siempre su nombre original en idiomas extranjeros. 
 Surgió en la región andina como compañero de viaje y fue adoptado por los criollos para luego adaptarse a la vestimenta militar. Variando en sus colores y dibujos, protegió al gaucho y al indígena del frío. Lo modificó más tarde el español, quien se atrevió a quitar sus dibujos y estampas ligadas a lo religioso. 
 El poncho se modernizó, comenzó a ser vendido por marcas de lujo en todo el mundo y se adaptó al guardarropas de hoy en día. Aún así, pasó de ser algo cómodo, práctico y común a ser una prenda que solo usan aquellos que continúan con la tradición así como los trendsetters que se animan a todo. 
 No olvidemos sus orígenes y recordemos que él siempre estuvo a nuestro lado. Larga vida al poncho, nuestro fiel amigo.

 It is true that we no longer speak about trends because the variety of styles in the market is extremely wide, but there’s lately been a huge revival of old fashions. Yes, nineties, eighties, seventies, and so on until the beginning of the last century, are in. Yet one trend is particularly seeking my attention: the presence of Latin  American spirits in clothes and wardrobes of today. 
 Whether in native fabrics or in ponchos, Latin America is conquering lands that once conquered us. Going around in catwalks in Europe and North America, the poncho is coming back as an ally for winter that many had forgotten all about. 
 Our beloved friend has been around us, Argentinians, since always. It’s a part of our origins and our history, even though some have buried it. 
 It’s been said that it evolved from a blanket; its name intrigues a few linguists and it varies all throughout Latin America. We speak of ponchos, ruanas, cushmas and sarapes, among others; always maintaining its original name in all foreign languages. 
 It originated in the Andean region as a travel companion and it was adopted by gauchos and criollos to be later adapted in military clothing. Varying in its colors and drawings, it protected both gauchos and Native Americans from cold weather. It was modified afterwards by Spanish conquerors who dared to remove its typical drawings and stamps linked to the religious world.
 The poncho got modernized, it started to get sold in luxury brands all around the world and got adapted to today’s wardrobe. Even so, it went from being a practical, comfortable and ordinary thing to being a piece of clothing that only wear those who still keep traditions alive, as well as trendsetters who dare to dress anything. 
 Let’s not forget, we Latin Americans, its origins and let’s always remember that he was always on our side. Long live the poncho, our faithful friend. 

Mucho amor y lots of love, 
Coni

PD: Para aquel a quien le interese, la universidad de Palermo realizó esta investigación sobre la evolución de poncho hasta hoy en día.  

Monday, 10 August 2015

Un music monday Bohemio-Chic


De la mano de Rapsodia llegan estos increíbles covers acústicos, con ambientados con el estilo Boho-Chic que caracteriza a la marca. 
¡Disfruten y tengan un excelente Lunes y comienzo de semana!

From Rapsodia (An Argentinean clothing brand) arrives these amazing acoustic covers, set in locations surrounded by the typical boho-chic style that the brand is known for. 
So enjoy the week, and have an excellent Monday and beginning of the week!

Mucho amor y lots of love!
Coni.

Wednesday, 5 August 2015

Capas, mantas, ruanas y ponchos


Si bien tengo muchísimas ganas de que sea primavera, con sus flores y el sol tibio de la tarde, estoy disfrutando plenamente el invierno. 
Una de las tendencias que comenzó a darse hace poco en este invierno cambiante es la de las capas, mantas, ruanas o ponchos (como gusten llamarlos), cualquiera sea el corte, estilo, tela u origen ¡Esta idea de salir con una manta a la calle me fascina! Comenzó hace años en las pasarelas de Burberry cuando los diseñadores de la marca crearon mantas con los monogramas de las modelos y contra toda predicción, quedó.
Suelen complementar cualquier conjunto y además, siguiendo con esta idea del feminismo discreto, nos hace sentir cómodas y calentitas mientras andamos por ahí viviendo nuestras vidas.  
Ya sea porque tienen ganas de tejer o de coser, o porque se quieren animar a hacerlo por primera vez en forma de poncho; o por que no saben como usar su poncho viejo o recién comprado; o porque están pensando en comprarse uno; o quizás porque no se animan a salir a la calle con una manta puesta pero se mueren d ganas; esta inspiración de un miércoles a la tarde, va para ustedes. 
Y durante el mes de Agosto, porque ya nos queda poquito del invierno, prepárense para mis conjuntos brindadores de ideas ¡plagados de mantas y ponchos!

In spite of craving spring, with its flowers and its warm sun in the afternoon, I'm enjoying winter to its fullest. 
One of the trends that started a while ago in this changing winter, is capes, ponchos and blankets. Whichever the cut, style, fabric or origin, this idea of walking outside wearing a blanket fascinates me! It al began when Burberry designers created monogramed blankets for their models. 
It usually complements any outfit and, following this idea of discreet feminism, it makes us feel comfortable and warm while we're going around living our lives. 
Either because you feel like sewing or knitting, or you want to dive into your first experience doing so; or you don't really know how to wear your old or brand new poncho; or because you're thinking on buying one; or even because you're dying to wear your blanket on the streets; this Wednesday inspiration goes to you. 
And during the month of August, because winter is almost over, get ready for my idea-giver outfits, full of blankets and ponchos!
Mucho amor y Lots of love,
Coni

Pd. Acá Garance Doré hablando de salir a la calle con una manta como bufanda en un "This is Trending" del año 2013 (Las tendencias en Argentina llegan con delay).

Monday, 3 August 2015

I'm back for good!


Este año ha sido extremadamente ajetreado hasta ahora. Estaba tan entusiasmada por los cambios en mi vida que olvidé que muchas veces, se tornan difíciles. Conseguí un trabajo, al cual renuncié hace poco por varias razones; y empecé la universidad desaprobando una materia (que me toca recursar este cuatrimestre), y desaprobando un final, pero también ¡promocionando una materia! 
Así que, paso de todo. Mi vida cambio por completo: tengo nuevas responsabilidades como una “adulta” y de repente todo comenzó a girar entorno de “¿Qué tanto voy a poder dormir esta semana?” en vez de “¿Qué voy a postear esta semana en el blog?”. 
Así de fácil me di por vencida y deje de bloguear y de vivir sanamente. Ya no tenía ni tiempo ni ganas para cocinar, ni para comer sano, ni para tratar mi pelo y mi piel, ni para dormir las horas suficientes como para no ser un zombie. Siempre estaba ocupada y apurada, rogando que el colectivo llegue a tiempo a la parada. Esto era terrible, sobre todo porque no estaba dando lo mejor de mí en la universidad, y debería darlo porque tengo una pequeña beca que mantener. 
¡Pero volví! Renuncie a mi trabajo así puedo concentrarme en la universidad y así puedo gastar mi tiempo libre en el blog. Fue una decisión muy difícil de tomar pero quiero aprovechar que todavía me mantienen mis padres y que no tengo que salir por la vida a ganarme el pan de todos los días. 
En fin, nos estaremos viendo con más posts, esperando poder inspirarlos a una vida más feliz, sana y abundante. 

This has been so far a pretty jagged year. I was so excited about changes in my life that I forgot how hard they can be. I got a job, which I recently abandoned for many reasons; and I started university with a failed subject (which I have to retake this semester), a failed final exam but also a pretty good final grade on another subject. 
So a lot has happened. My life has changed completely: I have new responsibilities now as a grownup and life started to focus more on “How much will I be able to sleep this week?” than “What will I post this week on the blog?”. 
And that easily I gave up on blogging and my “Healthy lifestyle”. I didn’t have time or energy for cooking, eating healthy, treating my hair and my skin or even sleeping enough hours. I was always busy; always rushing everywhere, hoping the bus would get there on time. And this was terrible, especially because I wasn’t giving my best at university, and I must, because I have a small scholarship to maintain. 
But I’m back! I quit my job so I can focus full time on university and so that I can spend my free time on my blog. It’s been a hard decision but I want to seize the fact that I’m still being supported financially by my parents, and that I don’t have to go out into life to earn my living. 
So, see you around with more posts, hoping I can get to inspire you to have a happy, healthy and generous life. 

Mucho amor y Lots of love
Coni

Pd. You can follow me on Instagram Here