Monday, 4 May 2015

Monday again



Desaparezco por dos semanas porque hoy empiezan mis dos semanas de parciales pero antes una ultima canción!

Que tengan una linda semana!

Mucho amor y miles de besos!! Cony

Friday, 1 May 2015

Outfit #3



Extraño usar shorts: No puedo llevarlos ni al trabajo ni a la facultad y un cartel en mi salón me lo recuerda todos los días. Por suerte el frió, que poco a poco llega para quedarse (Solo por seis meses), me ayuda a olvidarlo.


Ahora, déjenme contarles sobre este short en particular. Lo amo, me lo compre el verano pasado y fue amor a primera vista. Es parte de la colección capsula (Temporada pasada) de Lucia Celasco para Como quieres que te quiera. Me lo compre sin meditar la situación. No me queda chico, me queda justo; pero la combinación "cintura pequeñita + cadera prominente" hacen que se me suba y muestre mas de lo que deseo mostrar.
Por cosas como esta no los saco a pasear casi nunca, pero cuando si lo hago, me preocupo tan poco por como me queda que he recibido unos cuantos comentarios. Tanto de conocidos: "¡¿Nena, no tenes un short mas largo?!", "Coni, se te ve todo" y hasta me han dicho "Coni zorrita" y "Coni atrevida"; como de desconocidos: esos comentarios los voy a ignorar para no ser vulgar en mi propio blog.  

¿Que opinan ustedes de la ropa un tanto mas reveladora de lo normal? ¿Esta mal? ¿Esta bien? ¿Debería darnos igual?

Estoy usando: Remera "Térmica" que apareció un día en mi casa, un mimi Manton de manila convertido en pañuelo que tengo desde siempre, shorts de Como quieres que te quiera y zapatos de Via Uno.

Ph. Sofia Herrada

Mucho amor y miles de besos, Cony.

Wednesday, 29 April 2015

Histeria



Últimamente y con esta nueva oleada de un feminismo que es más bien igualitarismo disfrazado de rosa, se está remarcando en la raza humana el uso incorrecto de las palabras.
Sé muy bien que las nuestras son lenguas vivas y que están en constante modificación pero las palabras llevan consigo un peso del cual no nos podemos deshacer tan fácilmente. Generalmente nos gana la costumbre y es cuando las palabras se ponen de moda y las escuchamos tantas veces que no nos detenemos a considerar lo que significan, lo que estamos llevando a los oídos del otro.
Como gran parte del sexo femenino odio que me digan histérica. Lo sé, un gran cliché, pero déjenme explicarles porque.
Hoy en día la palabra histérica figura en el diccionario como:

  1.   (Adj.) Propio de la histeria.
  2.   (Adj.) Afectado de histeria.
  3.   (Adj. coloquial) Muy nervioso o alterado.
  4.   (Adj. desusado) Perteneciente o relativo al útero.
Al mismo tiempo histeria, que proviene del griego y significa matriz o víscera de la pelvis (ya que en la antigüedad se relacionaba al término con el útero de la mujer), corresponde a lo siguiente:

  1. Enfermedad nerviosa, crónica, más frecuente en la mujer que en el hombre, caracterizada por gran variedad de síntomas, principalmente funcionales, y a veces por ataques convulsivos.
  2. Estado pasajero de excitación nerviosa producido a consecuencia de una situación anómala.
En resumen, la histeria hace referencia hoy en día a  una serie de trastornos psicológicos (Somatomorfos, disociativos y de conversión). Es entonces que al decirle a alguien histérica o histérico los estamos llamando, esencialmente, enfermos mentales. Aun así, esa no es la parte que más me interesa.
Teniendo todo esto en cuenta, hasta el siglo XIX la histeria era considerada como una peligrosa, aunque no letal, enfermedad con incontables síntomas absurdos que poseía al cuerpo de la mujer y la hacía actuar irracionalmente.
El tratamiento recibido por aquellas mujeres que “padecían” de esta era la estimulación de los genitales, por un médico, hasta lograr el orgasmo.
Básicamente se busco una excusa para la sensibilidad y los ideales de la mujer, se la trato como a un enfermo y se la considero como un ser sin deseo sexual que solo debía utilizar al sexo como método reproductivo para así dejar descendencia.
La histeria dio vueltas por la tierra unos cuantos años, se le atribuyen de hecho grandes descubrimientos científicos y la invención del consolador.
Desapareció finalmente su diagnostico cuando se comenzó a entender mejor la mente humana y al razonar que cualquier estado de ánimo o de salud de la mujer difícilmente  identificado eran considerados como posibles síntomas para dicha enfermedad.
Entonces, ¿A que estamos haciendo referencia cuando le decimos a una chica o mujer, histérica? Aunque el significado de la palabra evoluciono ampliamente, cada vez que hablamos de esta, evocamos a la época en la que ese término fue creado para reprimir  a un sexo entero.

Mucho amor y miles de besos! Cony